Ir a inicio Ir a conoce la web  
 
 
 
 
 
 
  - Menú principal (para acceder sitúa el cursor encima de las cuatro opciones disponibles)
 
  Profe de sociales es la web educativa del profesor David Ruiz Becerra. Es una página especializada en el desarrollo curricular de las materias propias del Departamento de Geografía e Historia de la enseñanza secundaria.
 
AVENTURAS DE UN FUGITIVO
Aventuras de un fugitivo
ANTONIO GARCÍA SÁNCHEZ (adaptación de David Ruiz Becerra)

Pedro Durán Herrera, apareció a los 18 años de haber dado comienzo la guerra (...) Agotado de una vida oculta que le obligaba a vivir en solitario y de ser guardián de su misma persona, desde la fecha de su desaparición fue conocido en Cortes de la Frontera (Málaga) como Pedro "el perdido".(...)

Pedro, republicano confeso, no se incorporó a las bandas de guerrilleros que se habían internado en la sierra tras la victoria nacional en la Guerra Civil española, sino que se oculto en las las proximidades del Cortes, en los parajes conocidos popularmente como la majada de los cabreros, la majada de los pelados y la majada de los Pérez en Sierra Blanquilla. Fue en la de los pelados donde especialmente desarrolló su vida de oculto, una cabreriza en la que los ganaderos le daban cobijo, comida, confianza y calor.

Pedro tenía de familia solo a su madre, que vivía en una casita a la entrada del pueblo, situada como la última de la calle Cantón, y con fáciles accesos al campo. A esta casa llegaba Pedro todas las noches, cuando la oscuridad le facilitaba la entrada en solitario y por los corrales, a buscar a su madre que le tenía comida preparada y ropa limpia y remendada para que marchara de nuevo a la sierra antes de amanecer el día. (...)

Además, Pedro "el perdido" subsitía cogiendo tagarnianas, que eran porteadas al pueblo en la burra que los ganaderos tenían para su servicio en las majadas. La madre de Pedro iba de noche a la casa de los referidos ganaderos para recoger el saco de tagarninas y venderlas a la mañana siguiente. Pedro también cogía conejos con cepos y lazos, que junto con la cacería de los ganaderos se vendían por el pueblo. (...)

Y así era el transcurrir de Pedro días tras día, semana tras semana, año tras año.

Una noche de diciembre de 1954 su madre, Araceli Herrera, falleció. Murió en compañía de su hijo, que llevaba varios días allí, dada la gravedad de la enfermedad. Pedro, tuvo que armarse de valor, para transmitir la noticia a Manuela, su vecina más próxima y que ayudaba también a Pedro en su vida oculta desde el primer momento. Lo hizo valiéndose de una niña que había en la calle. A partir de ese momento, el agobiado y temerario Pedro hubo de desaparecer de la casa inmediatamente, antes de ser visto por las posibles personas que pudieran entrar al futuro velatorio. Se dirigió a la casa de sus amigos los ganaderos, ya que había muy pocos metros de travesía por la espalda de la casa, donde al saber la noticia, lo ocultaron en una cuadrilla, donde permaneció tres días. Desde esta cuadrilla, Pedro pudo oír como se llevaban el cuerpo sin vida de su madre. Pasadas unas horas, las personas conocedoras de la vida de Pedro, se reunieron para tratar del embarazoso caso de éste, al faltarle la madre. (...) Se acordó que Manuela contase el asunto a aquellas personas que ella consideraba oportunas. Al enterarse, Pedro entre lágrimas le suplicaba que no lo hiciera, que no sacase su asunto a la luz utilizando expresiones del tipo: "¡Manuela, usted es mi madre!" (...)

Manuela no atendió las peticiones de Pedro y se dispuso a visitar a personas conocidas, como a D. Jacinto Gutiérrez, que fue el primero en escuchar la noticia. (...) Posteriormente, fue a la casa de D. Miguel Pérez (...) que dijo: "mira Manuela, yo tendría que ser el primero que me opusiera a la libertad de la persona que me acabas de decir, pero voy a respetar tu pasión y empeño por él, no voy a oponerme a tu voluntad (...)".

D. Jacinto Gutiérrez y Manuela se dirigieron a donde estaba escondido Pedro. Una vez allí, y bajo el susto y la impaciencia de éste por saber en que iba a terminar todo aquello, no pudo mas que hacer un sentimental encuentro a D. Jacindo, contándole su vida llorando, y cómo se enterró a su madre y no poder él estar presente, y alabando a la señora Manuela, que no sabía como pagarle (...) En aquel momento lo llevaron a la guardia civil, el que le hizo las pertinentes preguntas como objeto de declaración, y le dijo: "son muchos los indultos que hasta la fecha ha dado el régimen de Franco, y muy poco el delito que se le reconoce a usted; parece ser que consta un informe del 22 de septiembre de 1936, día en que las enfurecidas milicias republicanas destruyeron y hundieron el Ayuntamiento de este pueblo, fue usted el primero que pasó y vió que la cárcel no se había hundido, ni los detenidos habían muerto, usted cometió el error de decir a los hechores del caso, que según consta, se encontraban en una atalaya del pueblo llamas las camaretas, lo que usted había visto, y lo que queda por saber es si el fusilamiento del día siguietne fue debido a esa información suya, o ellos no la precisaban para hacerlo. A estas alturas ya hay unos decretos e indultos a su favor, en lo que se entiende que todas las declaraciones ofrecidas y derivadas de los declarantes culpaables de los hechos acaecidos un día después, no aparece acusación alguna en su contra, de haber participado en dichos hechos, y sobre todo eso, le favorecen hasta cuatro indultos que se han promulgado hasta la fecha. Y sobre todo debo decirle que, bajo la fianza de las personas que lo garantizan, márchese a su casa tranquilo y preséntese a mi todos los dias hasta que yo le resuelva el caso, para que cuente con su libertad absoluta, y le sugiero que lo que mas me satisface de su caso y en cuanto a usted, son las dos personas que le recomiendan".

Después de estas aventuras, Pedro fue libre y el pueblo de Cortes de la Frontera lo aceptó como un ciudadano normal y buen amigo. Pedro contrajo matrimonio con Doña Laurancia González, con la que convivió hasta el fin de su vida. Murió el día 15 de abril de 1975.

 
 
Diccionarios
Ir al Diccionario de la Real Academia de la Lengua española (RAE) Ir a diccionario de términos históricos Ir a diccionario de términos geográficos
Material educativo
Ir a mapas Ir a atlas histórico
Ir al comentario de texto histórico Ir a cómo citar fuentes
Ir a cómo hacer un buen esquema Ir a crear un eje cronológico
Foro educativo
 
Ir a cómo hacer una revista escolar
 
 
Portal de Educación Delphos Papás 2.0. IES Blas de Prado CRFP Legislación
MAPA WEB www.profedesociales.com © TOLEDO CONTACTA
Ver revista Saber Consumir Ir a Inicio Ir al Diccionario de la Real Academia de la Lengua española (RAE) Ir a diccionario de términos históricos Ir a diccionario de términos geográficos