Volver a la unidad didáctica
 
TOLEDO, LA CIUDAD DE LAS TRES CULTURAS

Tras su conquista en 1085 por Alfonso VI, rey de Castilla y León, Toledo se convirtió en encrucijada de tres culturas y ejemplo de convivencia entre mudéjares, judíos y cristianos, acogiendo iniciativas culturales tan notables como la famosa Escuela de Traductores. Y ello se debe a que Alfonso VI garantizó los derechos de los musulmanes, los judíos y los cristianos arabizados que vivían en la ciudad, dando así inicio a un pionero ensayo de tolerancia. Toledo se convirtió así en la ciudad de las tres culturas.

Toledo siempre ha sido una ciudad adorada por todas las civilizaciones o culturas que han estado sobre ella. Así, al contemplar la ciudad encaramada sobre su promontorio y abrazada por las gargantas que el Tajo ha tallado en la roca, Al-Idrisi, el gran viajero andalusí del siglo XII, podía exclamar con justicia: "Toledo está por encima de cuanto se dice de ella. Dios la ha adornado como a una novia, ciñendo su cintura con un río parejo a la Vía Láctea y coronando su cabeza". No fue éste el único elogio que Toledo suscitó durante la Edad media. Capital del reino visigodo destruido por la invasión islámica de 711 y que los cristianos querían restaurar, la ciudad del Tajo fue símbolo de unidad y de pluralidad de la Reconquista.

Ahora bien, no siempre fue una convivencia pacífica del todo. Así pues, aunque Alfonso VI se comprometió a respetar los bienes y creencias de los musulmanes (aunque estaban obligados a satisfacer los impuestos que antes pagaban a las autoridades musulmanas) y que en el acuerdo de capitulación, los musulmanes podían conservar la gran mezquita, en 1086 el arzobispo de Toledo la ocupó y la consagró como catedral cristiana. Además, las autoridades cristianas dictaron normas por las que que se prohibía a los mudéjares compartir mesa o casarse con cristianos y acceder a cargos públicos.

La ciudad se organizó en baso a esas tres culturas: mozárabes y mudéjares convivían abiertamente en la ciudad; los judíos, sin embargo, residían en un barrio propio. Judíos de Toledo que desempeñaron numerosos oficios de carácter artesanal pero que, donde fundamentalmente destacaron, fue en el ámbito del comercio y las finanzas.

Por último, destacar que durante la ocupación cristiana, Toledo no sufrió destrucciones ni saqueos, por lo que conservó su trama urbana y sus edificios más emblemáticos.
ACTIVIDADES

1. Tras la lectura anterior, responde a las siguientes preguntas:

a) ¿Cuáles fueron las principales actividades económicas en las que destacaron ,fundamentalmente, los judíos de Toledo?

b) ¿En qué año Toledo cayó en manos cristianos? ¿Bajo que rey?

c) ¿La convivencia entre las tres culturas en la ciudad de Toledo fue siempre pacífica? Pon algún ejemplo.


d) ¿De qué reino fue Toledo capital?

2º. A continuación, se presenta los símbolos de las tres culturas que convieron en Toledo: la cristiana, la musulmana y la judía. Dí a qué religión pertenece cada símbolo y, después, busca información sobre los mismos.

3º. ¿Qué es la Escuela de Traductores de Toledo?

4º. Visualiza el siguiente audiovisual y responde: ¿Has podido identificar las tres culturas que convivieron en Toledo? Señala algún ejemplo que hayas podido ver en el vídeo.


 
Volver a la unidad didáctica
 
Volver a la unidad didáctica Volver a la unidad didáctica